Columnas Cómo Vamos en BC Noticias: Pensar la comuna San José, por nuestro director, Daniel Hurtado Cano

En días pasados tuvimos la oportunidad de participar en el encuentro “Somos comuna San José”, promovido por la Empresa de Renovación y Desarrollo Urbano de Manizales – ERUM-, el cual convocó a diferentes actores sociales para discutir una vez más sobre la comuna, reconocer los avances que el macroproyecto ha generado y, sobre todo, escuchar voces ciudadanas que expresarían cómo continúa la vida en el territorio.

Si bien la convocatoria fue amplia y promovida por medio de diferentes medios, la asistencia no fue la que se esperaba: para un Centro Cultural y de Convenciones Teatro Los Fundadores, contar con 100 personas aproximadamente parecía no ser significativo. Sin embargo, aquí debemos hacer una pausa: ¿Cómo valorar qué tan buena es una participación? ¿Acaso el número de personas es suficiente? ¿Tendrá que ver también el tipo de relatos expuestos en la conversación? ¿Necesitamos tener mayor pluralidad de posiciones y de actores de ciudad para discutir públicamente? ¿Nuevos diálogos deberían llevarse a cabo en la comuna, en sus calles? Preguntas diversas a las que cada uno de nosotros podría dar una respuesta diferente.

A pesar de ello, todo encuentro que legítime el uso de la palabra como herramienta de negociación será significativa. Aún más, cuando la participación ciudadana en Manizales no es necesariamente alta. Los resultados más recientes de la Encuesta de Percepción Ciudadana de Manizales Cómo Vamos, afirma que sólo el 13% de los ciudadanos hicieron parte de alguna organización social o grupo. En términos generales, de cada 3 personas que efectivamente participaron, 1 era mujer, 2 eran hombres. El comportamiento por nivel socioeconómico también era variable: 8 de cada 100 que residían en el estrato 1 hicieron parte de alguna organización, por el contrario, en el estrato 5 y 6, más o menos 20 de cada 100 sí lo hicieron. La edad parece ser no un rasgo tan distintivo, excepto en los jóvenes: mientras entre personas entre los 18 y 25 años sólo participaron 7 de cada 100, en los demás grupos de edad al menos lo hicieron en promedio 13 de cada 100 (casi el doble de los jóvenes que efectivamente participaron en un grupo u organización social).

Abrir la conversación siempre será útil, aún más, cuando los diálogos se han visto interrumpidos y necesitan reactivarse. ¿Cómo convocar cada vez a un mayor número de actores que se involucren en este tipo de discusiones de ciudad? Pese a ello, es importante reconocer que el diálogo en sí mismo debe llevar a algún lugar, algún tipo de acuerdo que permita avanzar en el desarrollo territorial. En este caso, la discusión que permite el debate de ideas, de expresión de puntos de vista, carece de utilidad final si no conduce a un acuerdo que permita avanzar en la implementación de acciones que legitimen el escenario ideal general y particular definido. Quienes residen en la comuna San José podrán tener una lectura diferente del Macroproyecto de Interés Nacional San José de aquellos que viven en otra comuna o corregimiento de nuestra ciudad. Sin embargo, tiene que ver con nosotros, lo lejano, lo cercano, lo actual, lo pasado, inclusive lo futuro, tiene que ver con nosotros. Bienvenidos todos aquellos que se suman a la conversaciones y transformaciones de ciudad que se suscitan.

Una idea recurrente expresada por gran parte de los participantes en el evento: no confundir el espacio de diálogo realizado por la ERUM con el estipulado en la sentencia 001 de 2022, en el cual se obliga al municipio de Manizales a convocar a un ejercicio de participación democrática y de concertación sobre el macroproyecto San José.

Agradecemos la invitación realizada por Oscar Bayona Villada, director de BC Noticias para invitarnos a participar como columnistas desde Manizales Cómo Vamos en este medio de manera mensual. Los invitamos a seguirnos leyendo y acercarnos a través de este espacio, para construir desde los datos y dar nuevos pasos al análisis de nuestro territorio (www.manizalescomovamos.org)

Te invitamos a leer la columna en su versión digital, aquí

16 junio, 2022