#ColumnaCómoVamos: Una Vida, por nuestro director, Daniel Hurtado Cano

Una hija nació el 4 de diciembre de 2021. Un abuelo y una abuela murieron en diciembre de 2011. Diez años de distancia para celebrar la alegría de la vida y conmemorar la tristeza y paz que suscita la muerte en quienes quedamos. Un asesinado en medio, un tío querido deja este mundo, unos meses después un par de nuevas vidas habían llegado a mi mundo. Nala, una mascota, también empezó a hacer parte en este hogar.
Nuestra historia es propia. No es de nadie más, puede que compartamos situaciones, experiencias, circunstancias similares, sin embargo, la forma de comprenderla, de narrarla y compartirla la hace aún más particular. La vida no se repite, así se repitan una y otra vez sucesos que creíamos haber comprendido.
Algunos datos recientes: en 2020 en Manizales sucedió algo único, la tasa de natalidad y de mortalidad fue la misma. El Índice de envejecimiento continúo ubicando a Manizales como la ciudad capital de Colombia con mayor número de adultos mayores en relación con menores de 15 años. La tasa de homicidio continuó su tendencia a la baja. Lo hemos expresado en otros momentos: logramos como ciudad reducir por 3 la tasa de homicidios que teníamos en 2010. La expectativa de vida se ha incrementado. La constitución de las familias se ha venido transformando. Hoy es más probable encontrar una mascota en un hogar que hace 10 años.
Lo que parece único por su forma de ser percibido y de ser vivido, se instala en un escenario más amplio y colectivo. Nos recuerda que lo singular es más común de lo que imaginamos. El llamado a la individualidad es necesario, la conciencia de ser seres sociales y colectivos debe impulsarnos. Reconocer el propio Yo, debe ser punto de partida para una mayor conciencia social. La pregunta por lo singular es requerida, la inquietud por lo que nos hace comunes es imperativa.
La calidad de vida en Manizales es particular. Somos una ciudad de contrastes. Si bien la percepción y el dato duro nos ubica como una ciudad con una calidad de vida favorable, la forma de experimentarla es diversa. Por lo tanto, reconocer constantemente la variedad que existe en el dato que se agrega es importante. Con las proyecciones poblacionales que construyó recientemente la Alcaldía de Manizales, próximos análisis tendrán matices con los que puede ser más fácil identificarse en función de la propia experiencia en la ciudad.
La sociedad la construimos entre todos. No es producto de una sola persona, es un ejercicio colectivo que nos sobrepasa. Por tanto, necesitamos practicar con mayor frecuencia introspección, esa pausa necesaria para entender nuestro papel y propósito en esta sociedad. Esa pausa individual, ojalá colectiva, permitiría pensar mejor nuestra calidad de vida, ajustar nuestras acciones para acercarnos a eso que socialmente anhelamos ser.
Manizales Cómo Vamos, pregunta por el pasado, el presente y por el futuro. Lo que hemos sido y lo que soñamos ser.
La muerte y el nacimiento son expresiones mismas de eso que llamamos vida. ¡Feliz navidad!
*
Gracias Sr. Efraim Osorio López por su referencia al leísmo en mi última columna. Retroalimentación bienvenida, aprendizaje realizado. Saludos

Fecha de publicación: 17 de diciembre del 2021

Conoce la versión virtual de la columna aquí

18 diciembre, 2021