#ColumnaCómoVamos: Escuchar la ruralidad, por nuestro líder de proyectos sociales, Santiago Urrea Yela

En Manizales Cómo Vamos somos agentes de cambio y de transformación de la calidad de vida. Esto lo hacemos través de la creación y reproducción de informes, como los de calidad de vida, educación superior, educación media y básica, primera infancia y la encuesta de percepción ciudadana, que les entregan a los manizaleños información para pensar los rumbos de la ciudad y también insumos para tomar decisiones a nivel institucional, empresarial y personal. Pero también lo hacemos a través de acciones que tienen impacto en las comunidades. En esta ocasión, gracias al apoyo de CORPOCALDAS, CHEC Grupo-EPM, EFIGAS S.A E.S.P, Fundación Luker y Universidad Católica de Manizales,hasta el 25 de septiembre tendremos abierta la convocatoria de la 4ª versión del Premio Cívico que en esta edición está enfocada el desarrollo rural y al reconocimiento de organizaciones sociales y colectivos que trabajan en la región centro-sur del departamento de Caldas.
El “Premio cívico por una ruralidad regional mejor” reconocerá, potenciará y premiará organizaciones sociales y comunitarias que están enfocadas en mejorar la calidad de vida en Chinchiná, Neira, Manizales, Palestina y Villamaría. El reconocimiento de la calidad de vida depende de múltiples dimensiones que reunimos en cinco anillos en la metodología cómo vamos: Activos de las personas, hábitat, cultura y responsabilidad ciudadana, buen gobierno y desarrollo económico y competitividad. Esta multiplicad de dimensiones implica una mirada amplia y desagregada de lo que significa la calidad de vida y el desarrollo de las comunidades. Sin embargo, el desarrollo no puede ser visto de una manera lineal ni desde una perspectiva puramente económica. Para el Premio Nobel de Economía, Amartya Sen, el desarrollo debe tener un enfoque centrado en las personas y en ejercicio de sus libertades. En ese sentido se entiende que el concepto de calidad de vida tiene una relación estrecha con el desarrollo.
Estos postulados han generado debates sobre las estrategias y dimensiones a tener en cuenta para contrarrestar la pobreza y las desigualdades. En el contexto colombiano, el sociólogo Andrea Lampis argumenta que hay que pensar desde un enfoque de capacidades que privilegie la “libertad para” y la “libertad desde”, en las cuales las comunidades y las personas sean el centro del problema de las desigualdades sociales; pues como argumenta Majid Rahnema en Global Poverty, el problema de la pobreza no se solucionan únicamente con las opiniones de expertos, sino que hay que incluir a la poblaciones, ya que si vemos la pobreza únicamente como carencia, no reconocemos la potencia y la agencia de las poblaciones para transformar su propia realidad.
Por lo anterior, incluir a la concepción del desarrollo la solidaridad y la reciprocidad es fundamental para generar procesos que mejoren la calidad de vida en los municipios; reconocer las formas en las que las comunidades estructuran sus proyectos de vida, permiten fortalecer sus capacidades y las libertades, que están situadas en sus contextos. Por eso, si bien es importante reconocer cómo van las personas de las zonas rurales desde los diferentes datos que dan cuenta de la calidad vida, también es importante hacerlo desde el reconocimiento de sus experiencias en el territorio. Es por eso que uno de los objetivos del premio cívico es trabajar a partir de las capacidades de las comunidades para reconocer sus fortalezas y encontrar oportunidades de mejora, para que las acciones que realizan, que buscan en mejorar calidad de vida, se correspondan con las dinámicas sociales y culturales propias de sus territorios.
Uno de los postulados del premio cívico es aprender desde las experiencias propias y las de los demás y ello implica hacer visibles prácticas locales en las cuales se reconozca el trabajo mutuo y se continúen tejiendo redes de colaboración en la región centro-sur de Caldas. Es por eso que otro de los objetivos del premio es generar conexiones entre los trabajos de las organizaciones sociales y comunitarias, y para este propósito, vamos a coordinar encuentros en los cuales las organizaciones podrán compartir sus experiencias y reconocer las de las demás, para que puedan identificar puntos en común con los otros y generar alianzas para fortalecer sus procesos, ejercicio que se adelantará durante este año 2021 y el próximo 2022.
Finalmente, los invitamos a visitar la página www.manizalescomovamos.org donde podrán encontrar mayor información sobre la convocatoria (ver parte superior derecha, pestaña del premio cívico).

Fecha de publicación: 10 de septiembre del 2021

Conoce la versión digital de la columna aquí

10 septiembre, 2021