#ColumnaCómoVamos: El viaje del Premio Cívico por el centro-sur de Caldas

Desde octubre hasta noviembre de 2021 estuvimos viajando por el Centro Sur de Caldas con el Premio Cívico por una Ruralidad Regional Mejor. El objetivo del premio es reconocer, potenciar, conectar y premiar organizaciones sociales y comunitarias que trabajen en pro de mejorar la calidad de vida de sus comunidades. Bajo esta premisa iniciamos el recorrido en el que buscamos iniciativas que trabajaran por lo rural en diversos aspectos: emprendimientos, economías solidarias, arte, educación, género, recreación y deporte, medio ambiente y habitabilidad, entre otros.
Después de realizar una fase de convocatoria, hicimos un proceso de formación en el cual hablamos de la gestión de proyectos, las estrategias de planeación comunitaria y de comunicación. En esta etapa evidenciamos diferentes problemáticas de las zonas rurales: las vías de acceso, las desigualdades de género, la falta de acceso a servicios públicos, las problemáticas ambientales y el abandono a población habitante de calle y ancianos.
Sin embargo, fue aún más notable el trabajo que estas organizaciones hacen desde y para las comunidades. Una vez pasó el proceso de formación, iniciamos otro viaje para conocer las iniciativas finalistas. Allí nos encontramos con iniciativas ambientales que viran desde la reforestación de las fuentes hídricas como lo hacen Las Mujeres Cafeteras Sembrando Sostenibilidad, la conservación de las abejas que hace Najil Cab en Chinchiná, Manizales y Neira, y la promoción de prácticas como el compostaje y la economía circular que hace Beeco en Villamaría.
También encontramos organizaciones que se preocupan por procesos de educación, emprendimientos comunitarios, artes. En Chinchiná, por ejemplo, pudimos conocer la iniciativa Verde Color Café que desde el arte busca generar procesos de identidad con el municipio y la biodiversidad que lo circunda; en Manizales conocimos a la Corporación Hablando por lo Niñ@s que desde el teatro crea pedagogías para hablar de violencia de género, maltrato infantil y estrategias de cuidado. En Palestina visitamos la Ruta del Movimiento Bienestar y salud en la cual buscan promocionar formas de ocio que cultiven proyectos de vida asociados al deporte. En Manizales conocimos la Fundación Hogar de paso Mi Jesús en la cual cuidan y dan asilo a personas de la tercera edad que viven en condiciones de vulnerabilidad física y mental.
En este recorrido nos encontramos con proyectos que piensan en economías solidarias para sus comunidades. Estas organizaciones tienen una perspectiva de desarrollo que prioriza las prácticas cotidianas y los significados propios del buen vivir. En la vereda Santo Domingo de Villamaría nos encontramos con la Fundación Senderos de Luz que, con el colectivo Mujer Soberana en la Tierra, busca el desarrollo económico y personal a partir del buen vivir y la soberanía alimentaria. También nos encontramos con la Junta de Abasto de San Julián que tiene trazado como objetivo poder llevar agua potable a todos los hogares de la comuna. En Palestina conocimos a la Ruta Campesina que articula a diferente familias campesinas en un proyecto turístico que busca promocionar las prácticas y costumbres del campesinado de la región y finalmente, a la Junta de Acción Comunal la Mesa en Neira que tienen un proyecto de desarrollo relacionado con la producción de queso, en la cual buscan integrar la comunidad en el proceso productivo.
Estas iniciativas nos recuerdan la necesidad de pensar el desarrollo más allá de una metas globales. El viaje por el Centro Sur de Caldas nos recordó la importancia de pensar desde las diferentes definiciones que puede tener el buen vivir. Los invitamos a viajar por el centro sur de Caldas y también a tejer redes de solidaridad entre la gente que da vida a cada uno de los municipios que habitamos. Así podemos pensar qué significa tener una mejor calidad de vida desde una perspectiva amplia que incluya el desarrollo rural.
El próximo 22 de enero vamos a llevar a un bazar en el cual nos encontraremos con las organizaciones sociales y comunitarias, los socios del premio, los jurados y el equipo de Manizales Cómo Vamos para compartir las experiencias que se llevan a cabo en sus comunidades y entregar el premio cívico. Queremos agradecerle CORPOCALDAS, CHEC Grupo-EPM, EFIGAS S.A E.S.P, Fundación Luker y Universidad Católica de Manizales por creer en nosotros y construir juntos una ruta para hacer del Centro Sur de Caldas una región mejor.

Fecha de publicación: 14 de enero del 2022

Conoce la versión virtual de la columna aquí

14 enero, 2022