Seguridad, aspecto relevante para mantener convivencia ciudadana

Aunque Manizales ha logrado mejorar los indicadores de seguridad ciudadana, se siguen evidenciando problemáticas que afectan la calidad de vida de los ciudadanos.

Según información suministrada por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses en 2016 la tasa de mortalidad por causas externas, homicicios, suicidios y accidentes, fue de 48 muertes por cada 100 mil habitantes.

De este indicador, el 42% de dichas muertes fueron homicidios, más elevados en la comuna Ciudadela del Norte, donde tanto en 2015 como 2016 se registraron 22 casos; 24% a causa de accidentes de tránsito, donde murieron 38 hombres y  9 mujeres; y 22% fueron muertes accidentales.

El caso de los homicidios representa para la ciudad uno de los aspectos más relevantes puesto que entre los años 2008 a 2010, tuvo un acelerado incremento, el cual se ha ido reduciendo paulatinamente desde el año 2011.

En 2016 se presentó una reducción del 8% en los homicidios, continuando así una tendencia de casi 15 años en disminución de este delito, los suicidios también se redujeron un 30%.

Percepción ciudadana es constante

Sin embargo, y con base en la percepción de los ciudadanos, Manizales sigue siendo la ciudad más segura para vivir. 71% de los manizaleños afirmaron sentirse seguros en la ciudad, seguido por Santa Marta con 56% y Medellín con 51%, 15 y 20 puntos porcentuales de diferencia, respectivamente.

Esto, entre otras lecturas, permite evidenciar que la seguridad está más relacionada con los delitos, como hurtos a personas, a residencias, a locales comerciales, vehículos, entre otros, así como la drogadicción.

En relación con algunos casos anteriores, los manizaleños -con base en la Encuesta de Opinión Ciudadana 2016- consideran que los principales problemas en sus barrios son la drogadicción con 57%, atracos callejeros 34%, y la existencia de pandillas 22%.

Seguridad y su incidencia en el desarrollo sostenible

Si bien son notorios los esfuerzos en Manizales por continuar reduciendo estas cifras, es factible preguntarse qué está haciendo la ciudad no sólo para mejorar la seguridad sino también por lograr cumplir la meta 16 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: “Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y construir a todos los niveles instituciones eficaces e inclusivas que rindan cuentas.”

Lograr el cumplimiento de esta meta, y con base en la Primera Línea de Base de Estudio Comparada de los ODS en Colombia, realizado por la Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos, la Fundación Corona y PNUD Colombia, se debe tener en cuenta dos cuestiones:

“Por un lado, hace referencia a metas genéricas de reducción de la violencia en todas sus formas y, en particular, a acabar con el abuso, la explotación la trata, y la tortura contra la infancia; fortalecer el Estado de Derecho y de las capacidades nacionales para prevenir la violencia y combatir el terrorismo; y hacer frente a vectores transnacionales de la violencia, como el tráfico ilícito de dinero y armas y la delincuencia organizada.

Por otro lado, propone una amplia agenda de “buen gobierno” centrada en la promoción del Estado de derecho, los derechos fundamentales, el acceso igualitario a la justicia, la transparencia y la rendición de cuentas, la participación en la toma de decisiones y la lucha contra la corrupción. Este enfoque inclusivo supone que en la agenda de desarrollo, la seguridad y convivencia ciudadana, y la gobernanza y el Estado de Derecho están interrelacionados en el plano nacional y local.”

¿Estará preparada la ciudad para afrontar el componente de Seguridad Ciudadana a partir del cumplimiento de este Objetivo?

Para conocer mayor información relacionada con la Seguridad Ciudadana, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la calidad de vida de Manizales ingrese a nuestra página web: http://manizalescomovamos.org/

07 agosto, 2017