La formación para el trabajo en Manizales, al tablero

Fundación Corona, Empresarios por la Educación y Manizales Cómo Vamos abrieron un espacio para socializar un reciente estudio sobre educación para el trabajo en la ciudad y debatir con algunos actores del sector los retos y avances de Manizales.

Este espacio convocó a rectores, investigadores, representantes del sector productivo y expertos en torno a la importancia de las trayectorias completas desde la educación hasta el ingreso al mercado laboral puesto que la pertinencia de la educación no depende exclusivamente del sector educativo y tampoco de un sub-sistema o de un nivel de formación particular.

“La educación es el factor clave para garantizar la movilidad social, sin embargo, debe responder a las necesidades del contexto y ser pertinente para que justamente le sirva a los ciudadanos para mejorar su calidad de vida. Este estudio y esta mesa técnica busca generar insumos para reconocer los avances y retos de la ciudad” afirmó Natalia Escobar Santander, directora de Manizales Cómo Vamos al referirse al evento.

Una ciudad que ha avanzado hacia una mayor pertinencia

Durante la presentación a cargo de Andrés Casas, consultor de política educativa y quien estuvo a cargo del estudio, se evidenció que en la ciudad ha aumentado el nivel educativo dela población que pasó de 10,9 años en promedio en 2010 a 11,5 en 2015.

“Aunque la ciudad ha tenido una evolución favorable, principalmente en lo relacionado con la tasa de ocupación de jóvenes y la reducción de la población que ni estudia ni trabaja, la ciudad debe continuar el trabajo con el sector productivo para asegurar el enganche” aseguró el experto.

Otros hallazgos importantes fueron:

  • Manizales tiene el mayor porcentaje de población joven que ha alcanzado una titulación técnica o tecnológica en 2015 (25%) y se encuentra por debajo del conjunto de ciudades respecto del porcentaje de la población que tiene bachillerato como máximo nivel educativo.
  • Manizales tiene una de las mayores diferencias en tasa de ocupación entre personas con formación técnica y bachilleres (14,9 puntos) y la menor brecha de ocupación a favor de los universitarios (4,3 puntos).
  • En la ciudad, un técnico/tecnólogo de 25 a 34 años gana $963.538 en 2015 mientras que un universitario/postgraduado en este mismo rango de edad recibe $1.842.915.
  • Los jóvenes de 18 a 24 años que no estudian ni trabajan pasaron de representar el 30% en 2010 al 18,8% en 2015.
  • Manizales tiene una de las menores participaciones de la formación técnica en la educación media (15% en 2015 vs. 23% en el conjunto de ciudades para el mismo año). En educación superior la participación también es inferior (26% vs. 30%).
  • Los pocos colegios con matrícula técnica que tiene la ciudad se ubican en una proporción mayor en las categorías superiores de Saber 11°.

La apuesta de la ciudad

Una revisión al actual plan de desarrollo realizado en el estudio mostró que su planteamiento estratégico es interesante al reconocer la calidad como eje pero se queda corto en lo programático.

En concepto del experto la apuesta por la formación para el trabajo debe avanzar hacia el concepto de universalidad, que va más allá de la educación media que es en donde se han concentrado los esfuerzos hasta ahora.

Con respecto a esto el secretario de educación, Juan Carlos Gómez, mencionó que desde la administración se está avanzando en proyectos como las escuelas de artes y oficios que buscan beneficiar no solamente a los bachilleres sino a la población en general con formación específica.

Descargue aquí el estudio completo

Descargue aquí el resumen ejecutivo

Descargue aquí la presentación técnica

Descargue la relatoría de la mesa técnica

Informes: Comité de Comunicaciones Manizales Cómo Vamos: Juliana Dávila Rincón, 314 7711496 – Margarita Maya, 310 8256591 – Jhon Jairo Martínez, 311 3510210, Carlos Eduardo García, 315 5851322 – María Alejandra Gómez Uribe, 310 8241122, Margarita Laverde, 314 813 4439 – Fanny Lucía Pedraza Valencia, 318 5779679.

30 agosto, 2017