#ColumnaCómoVamos: Una Manizales nueva, por nuestro director, Daniel Hurtado Cano

Así como se dice que nadie puede bañarse dos veces en el mismo río, la ciudad que habitamos constantemente se recrea. Más allá de la infraestructura y del diseño que le supone, cambia porque quienes residimos en ella y le significamos le atribuimos nuestras experiencias, anhelos e imaginarios colectivos.
 La Manizales del día de hoy no está muy lejos de la Manizales de febrero de 2020. Sin embargo, esta más allá en el sentido que la comprensión que tenemos sobre lo que sucede cada vez es más consciente y colectiva. Vivir en tiempos de incertidumbre es una constante que, unida a los esfuerzos sociales, institucionales y personales que realizamos, delinea lo que podría ser éste nuevo año.
 Nuevo año que, teniendo aún presente y cercano la existencia del virus en lo cotidiano, permite regresar la mirada para constatar que, pese a la incertidumbre, aún así se ha transitado. El anhelo colectivo, el deseo personal, es que aquello recorrido sea el camino necesario para construir una mejor calidad de vida de manera permanente. En ocasiones el camino son giros que implican una planeación consciente, reconocer lo que de circunstancial hay en lo que acontece y, aquello, que siempre estará fuera del control por ser producto de azar.
 Como habitantes de una ciudad rural y urbana, un sinnúmero de retos se alzan ante nosotros. El 2020 aún se siente cercano, aún hoy procesamos lo que está sucediendo y lo que continúa en la cotidianidad de la ciudad. Los próximos meses que están por llegar, permitirán tomar un poco más de distancia para evaluar los efectos en calidad de vida que, además de la percepción y experiencia propia, estarán soportados en indicadores que facilitarán el contraste con el lejano 2019 para conocer aún más las consecuencias de lo que hemos atravesado como ciudad.
 Tenemos grandes retos ante nosotros, uno de ellos: seguir construyendo ciudad desde nuestro quehacer cotidiano, desde nuestra labor, desde nuestro rol, desde nuestro pensamiento. La ciudad nos pertenece a todos, es producto de nuestros aciertos y desaciertos. En nuestro caso, como Manizales Cómo Vamos, tenemos nuevas acciones a partir de las cuales queremos seguir contribuyendo a la discusión ciudadana: ¿Cómo estamos en sistemas de información y de indicadores de calidad de vida en los municipios de la región centro-sur de Caldas? ¿Cuáles son las contribuciones que se están realizando para el desarrollo rural de nuestra ciudad? En términos de indicadores de calidad: ¿Cómo fue el año 2020 para los manizaleños? ¿Qué tanto avanzó e impactó el plan de desarrollo municipal Manizales + Grande en la calidad de vida municipal? Queremos nuevos y más diálogos ciudadanos: ¿Cuál es la producción científica local sobre calidad de vida? ¿Cuáles son esas nuevas facetas de la calidad de vida que requieren expresarse a través de indicadores? Son algunos de nuestros retos, acciones con las cuales seguiremos contribuyendo en la construcción de ciudad.
 Próximamente compartiremos los resultados de la Encuesta de Percepción Ciudadana 2020 que Manizales Cómo Vamos realiza anualmente desde su creación.

Fecha de publicación: 15 de enero del 2021

Conoce la versión digital de la columna aquí

15 enero, 2021