#ColumnaCómoVamos: Manizales en 2019 (I), por nuestro director, Daniel Hurtado Cano

El pasado miércoles presentamos el Informe de calidad de vida de Manizales del 2019. Ejercicio que analiza la ciudad a partir de indicadores que desagregan múltiples dimensiones a través de las cuales se expresa la calidad de vida municipal. Esta columna presenta (y otras que continúan) los principales resultados del informe realizado.
Nos llevamos una sorpresa en el 2019, fuimos 40 mil manizaleños más de los que creíamos que seríamos según las proyecciones del DANE del 2005. En el 2019 éramos 440.608 habitantes. El 94% vivíamos en la ciudad urbana, el 6% restante en la ciudad rural. Por cada 100 manizaleños, eran 53 mujeres y éramos 47 hombres. Nacieron 3.065 niños y niñas, 1.400 menos que los nacidos vivos en el 2008. Hubo 77 mayores de 65 años por cada 100 menores de 15 años. Manizales fue la ciudad del país con mayor índice de envejecimiento.
Hubo menos pobreza monetaria y extrema, tendencia que se mantiene desde el 2008. Crecimos como clase media (66,8% en 2018), convirtiéndonos en la 2ª ciudad con mayor proporción de ciudadanos en esta clase. Indicando, por tanto, un mayor poder adquisitivo para que todos podamos acceder a los bienes y servicios que se consideran mínimos para vivir.
El 91,6% de los manizaleños estuvimos afiliados al sistema de salud. De 100 afiliados, 82 estuvimos afiliados al régimen contributivo. Fuimos la segunda ciudad en el país con mayor número de camas por cada mil habitantes. Se mantuvo el predominio de enfermedades crónicas no transmisibles como causa de mortalidad general. El suicidio continuó siendo una problemática en la ciudad: tuvimos la 3ª tasa más alta del país, detrás de Pereira, Ibagué y delante de Armenia: el suicidio es una problemática de salud mental de interés regional. No hubo ningún caso de mortalidad materna.
Hubo 395 nacidos vivos de madres entre los 15 y 19 años (13%), si bien el número de madres adolescentes continúa siendo alto, la tasa de fecundidad adolescente tiende a la baja en la ciudad desde hace más de una década, siendo Manizales una de las ciudades con menor tasa en el país. 328 de los nacidos vivos tuvieron bajo peso al nacer (10,7%). La vacunación en DPT fue del 96,8% y en Triple viral fue del 96,3%.
2 de cada 5 niños valorados nutricionalmente tuvieron algún tipo de malnutrición: 13,1% con desnutrición crónica, 3,4% con desnutrición aguda, 14,7% con sobrepeso y 5,9% tenía obesidad. Realizamos nuevamente un llamado para contar con un estudio de representatividad estadística de valoración nutricional de los niños y niñas. La buena práctica del 2016 debe recuperarse. No hubo ninguna muerte en menores de 5 años por Enfermedad Diarreica Aguda (DEA) ni por Infección Respiratoria Aguda (IRA).
La inversión en salud fue de 97 mil millones de pesos, el 89% en atención a población del régimen subsidiado, 5% para la prestación de servicios de la población no cubierta y el 6% restante destinado a programas de salud pública.
Pd: Hoy compartimos sobre demografía, salud, pobreza y desigualdad de la Manizales del 2019. Profundizaremos sobre otras dimensiones en las próximas columnas. Les invitamos a descargar el Informe de calidad de vida de Manizales de 2019 en: www.manizalescomovamos.org

 

Conoce la versión virtual de la columna aquí

16 octubre, 2020