#ColumnaCómoVamos: Cobertura: un reto en la educación básica y media en Manizales, por nuestro director, Daniel Hurtado Cano

Desde el año 2004 la matrícula oficial y privada en educación básica y media ha variado negativamente en Manizales según datos de la secretaría de Educación municipal. Cada vez son menos estudiantes matriculados en transición, en primaria (1º a 5º), en secundaria (6º a 9º) y en media (10º y 11º): 83.140 fueron en el 2002, 52.760 en el 2019: ¡una disminución de más de 30.000 estudiantes! ¿Cómo explicarle? Una posibilidad: la población entre los 5 y 16 años también ha disminuido: de 77.918 en 2005 a 62.842 en 2018. La matrícula presentó una caída del 31%, mientras que la población en edad escolar entre los dos censos disminuyó en un 18%. La cobertura actual no puede explicarse solamente por la relación entre estos dos indicadores.
La tasa de cobertura bruta en el 2019 fue 84,5%, si bien es una cifra importante que refleja el esfuerzo colectivo de una ciudad en términos educativos, es oportuno recordar que en el 2011 la cobertura era de 91,2%. Cuando la cifra actual se desagrega, se revela información interesante sobre nuestra ciudad. ¿Cuál es el nivel con mayor cobertura? Secundaria con un 93,4%; ¿Cuál es el nivel con menor cobertura? Media con un 66,1%. En términos simples: 9 de 10 estudiantes efectivamente cursaron el ciclo de básica secundaria, mientras que solo 6 de 10 lo hicieron en décimo y undécimo (educación media). Es importante mencionar que la meta Objetivo de Desarrollo Sostenible para Colombia es alcanzar una cobertura del 95% en la educación media.
La meta de la Administración municipal actual es incrementar la cobertura bruta en educación media, pasar de un 66,1% del año 2019 a un 72,0% en el 2023. Es importante recordar que entre el 2018 y 2019 esta cobertura pasó de 62,9% a 66,1%. Si la tendencia se mantiene, la meta prevista en el plan de desarrollo municipal Manizales + grande podría ser alcanzada en el segundo o tercer año de ejecución. El resultado necesita ser más ambicioso, aún más en épocas de pandemia, donde la cobertura, la permanencia y la no-deserción en el ciclo escolar se convierte en imperativo social.
Particularmente en cobertura en educación básica y media, este imperativo implica reconocer quiénes son, dónde están, por qué no están quienes podrían estar matriculados en una institución educativa. Si Manizales es ciudad del aprendizaje según la UNESCO; si según la Encuesta de Percepción Ciudadana año 2019 adelantada por Manizales Cómo Vamos, el 90% de la población estaba satisfecha con la educación que reciben niños y jóvenes entre los 5 y 17 años; si la educación se asume como derecho ciudadano por hacer parte de esta sociedad, ¿Cómo alcanzar la cobertura plena en básica y media?
Adenda 1: Esta columna se construye a partir del primer especial sobre educación básica y media con el apoyo de la Fundación Luker. El informe completo disponible en: http://manizalescomovamos.org/documentos/
Adenda 2: En alianza con la Red de Ciudades Cómo Vamos, realizamos una encuesta virtual de percepción sobre calidad de vida en tiempos de Covid-19. Se llama #miVozmiCiudad. Invitamos a los manizaleños a su diligenciamiento. Está disponible en nuestra página web y redes sociales.

Conoce la versión virtual de la columna aquí

31 julio, 2020